Estimado Vicepresidente,

Estoy profundamente preocupado/a al saber que los oficiales de inteligencia venezolanos se llevaron a los líderes de la oposición Leopoldo López de sus hogar en la madrugada del 1 de agosto sin una orden judicial y se reporta que fueron llevados a la prisión militar de Ramo Verde.

Su detención repentina e inquietante se produce durante un momento de deterioro de los derechos humanos en el país, con ataques a la libertad de expresión, un aumento dramático en el uso ilegal de la fuerza, decenas de detenciones arbitrarias y los homicidios de al menos 121 personas registrados en los últimos cuatro meses, con al menos 10 ocurridos durante el fin de semana del 30 de julio, cuando se celebraron las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente. También se han denunciado ataques indiscriminados contra ciudadanos, incluyendo disparos y lanzamiento de gases lacrimógenos contra áreas residenciales y cerca de hospitales, así como decenas de personas heridas por fuerzas militares, policiales y grupos civiles armados.

En momento de crisis como estos es cuando se debe proteger los derechos humanos básicos, como el derecho a la libertad de expresión y el respeto al debido proceso, incluso para Leopoldo López y Antonio Ledezma. Como funcionario de más alto rango encargado de supervisar el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), le exhorto a:

- Liberar a Leopoldo López y a Antonio Ledezma;

- Garantizar que Leopoldo López tenga pleno acceso a sus abogados y familiares;

- Garantizar la integridad personal de Leopoldo López, en particular protegiéndolo de la tortura y de los malos tratos y velando porque tenga acceso a una atención médica adecuada.?

Atentamente,

¡No más silencio a la fuerza!
Exige libertad y justicia para disidentes políticos en Venezuela
1179 firmas

En la madrugada del 1 de agosto, oficiales del servicio de inteligencia venezolanos se llevaron a Leopoldo López, líder del partido de oposición Voluntad Popular, y al alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, sin orden judicial. Ambos habían sido transferidos a arresto domiciliario por razones de salud. Leopoldo López es un preso de conciencia que fue acusado de incitar a la violencia durante las protestas en contra del gobierno en 2014, y Antonio Ledezma fue arrestado por conspiración en 2015. El Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria ha pedido su liberación inmediata e incondicional de ambos ya que fueron detenidos arbitrariamente.

El 4 de agosto Antonio Ledezma fue enviado nuevamente a su casa para seguir bajo arresto domiciliario, entre tanto Leopoldo López sigue incomunicado ya que las autoridades no han dado información a sus abogados y familiares sobre dónde se encuentra, dando pie a preocupaciones sobre su integridad física y psicológica.

Esta es la más reciente de una serie de ataques a la libertad de expresión en el país, cuyo gobierno está desesperado por silenciar todas las críticas en medio de una crisis política y humanitaria generalizada.

Leopoldo López debe tener acceso a sus familiares y abogados y debe garantizarse su seguridad.

Firma la petición para pedir al Vicepresidente que detenga ahora estas detenciones arbitrarias.

Comparte para asegurar que Leopoldo y Antonio sean liberados y se respeten sus derechos humanos básicos.

¡Usted ya firmó esta petición!

FIRMA LA PETICIÓN

Enviaremos esta petición en tu nombre. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Deseo recibir más información de Amnistía Internacional*

Al participar en esta acción, aceptas nuestra Política de privacidad. Amnistía Internacional se apega a lo establecido en la Ley Peruana.